¿Acierto o desacierto de Google?

Como comentaba Jason Rider en su post sobre la nueva aplicación oficial de Twitter para Android, sólo está disponilble para los afortunados poseedores de la versión 2.1. Es decir, apenas la cuarta parte de los terminales que hay en poder de los androizados del mundo.

Esto lleva a plantearme porqué este follón de versiones de firmware, actualizaciones que nunca llegan, discriminaciones de la propia Google para la inmensa mayoría de sus usuarios (recordemos que la aplicación en cuestión está hecha por Twitter y Google conjuntamente) y una cantidad de sinsentidos nada serios y que no nos merecemos.

Como en casi todo, tenemos los pros y los contras. En nuestra plataforma, presumimos de no ser cerrada, con lo que cualquier empresa de la industria puede incorporarlo y hasta mejorar la capa visible a su gusto sin problema, tenemos la opción de elegir el terminal que más nos guste, de la marca que queramos y siempre con el pequeño androide en su interior. Todo esto es lo que, entre otras cosas, nos hizo pasarnos o estar en vía de pasarnos a la plataforma.

Pero claro, todo no podía ser genial; esta gran diferencia positiva con respecto al iPhone es al mismo tiempo su gran problema. Apple sólo dispone de un terminal (2G, 3G, 3GS, pero lo mismo al fin y al cabo) que actualiza regularmente y, desde mi punto de vista, de la manera más sencilla y lógica: entras en el programa de gestión, descargas la actualización, sincronizas el teléfono y listo.

Google, por el contrario, ha ido cediendo control tanto a (cientos) operadoras, como a empresas de terminales. Un control que ha supuesto un auténtico y gigantesco descontrol para los usuarios, ya que debemos esperar a que HTC, por poner un ejemplo, saque la nueva actualización para, por poner otro ejemplo, Hero; pero si tenemos la Magic tenemos que esperar a que sea Vodafone quien saque esa misma actualización, o a Google para Nexus. Cada una la sacará apropiada a sus intereses y cuando les venga en gana, mientras nosotros esperamos a que se aclaren.

No es justo y mucho menos serio, la única manera de solucionar esto es que Google se haga con el control de su Sistema Operativo. Que la intefaz que cada uno quiera sacar no se involucre con lo que hay debajo ejecutándose, que cuando salga la nueva versión de firmware, cada uno de los terminales tenga la opción vía market, vía programa de gestión, de realizar dicha actualización, ahorrándonos muchos quebraderos de cabeza, muchos fallos sin corregir y aplicaciones que no podemos sino leer lo interesantes que son.

¿Y tú qué piensas?

You can leave a response, or trackback from your own site.
Androizados.com no se responsabiliza de las opiniones, comentarios y criticas vertidas por los usuarios tanto anonimos como colaboradores.