Las cartas se han repartido, la partida ha comenzado

Mucho tira y afloja ha habido en los últimos tiempos entre dos pesos pesados de la industria, Apple y Adobe. No es nueva la polémica que comenzó hace tres años con la salida del primer iPhone al mercado estadounidense, en la que el terminal que acababa de sorprender por diseño y funcionalidad, dejando obsoletos en 45 minutos de presentación a los más avanzados terminales del momento, no soportara flash. Un punto negro sobre el adorado dispositivo, era como dar un gigantesco paso al futuro y seguidamente dar otro igual de grande hacia la prehistoria informática. Todos pensamos en aquel momento que sólo era una primera versión de un aparato que no podía más que sorprender y que en breve ese “fallo” estaría corregido. Ha pasado el tiempo, lo que primero fue un “problema para implementarlo”, se ha convertido en una auténtica batalla, cada uno luchando por su trozo del pastel. Apple se niega en redondo a implementar un, según ellos, standard lento, pesado y obsoleto; dando la alternativa lógica como el HTML5. Por su parte Adobe sigue intentando no quedarse fuera del partido, sobretodo viendo el potencial y lo que puede llegar a ser el iPad (este tampoco soporta flash). Lo cual nos lleva a la pregunta: ¿fue desde el principio un problema técnico o tal vez un problema político por parte de Apple?
Tal y como están las cosas en este momento, no sería extraño imaginar una alianza Adobe-Google, con la fuerte apuesta del standard multiplataforma Adobe Air y sintiéndose flash cómodamente en compañía de nuestro androide, la llegada al mercado de tablets como el Archos 5 podría ser el gran competidor con el que jamás imaginó Apple. ¿Qué tal se vería trabajar con Photoshop en una pantalla táctil? sólo queda esperar. Las cartas se han repartido, la partida ha comenzado.

You can leave a response, or trackback from your own site.
Androizados.com no se responsabiliza de las opiniones, comentarios y criticas vertidas por los usuarios tanto anonimos como colaboradores.